El proyecto de vida, o como algunos lo conocen: «plan de vida». Es la guía y la brújula para una persona encontrar su norte en la vida.

Los proyectos de vida tienen la finalidad de llegar a conocernos, saber cuáles son las cosas que nos gustan y conquistar de una forma realista nuestros sueños o encontrar nuestra misión personal en la vida.

Primero un poco de ficción

Era una tarde fresca de otoño y un joven llamado Ciro caminaba por el parque de su ciudad. Ya era rutina para él sentarse a solas en un banco de madera a disfrutar de su habitual helado.
[gap height=»15px»]
Mientras trataba de relajarse debido a ese día tan estresante en el trabajo. De repente se sienta al lado suyo un anciano muy bien vestido y en su rostro una sonrisa muy cálida. En sus manos traía una funda de semillas tostadas, justamente sus favoritas.
[gap height=»15px»]
“Buenas tardes” le dice el señor y al escuchar su voz, su corazón extrañamente da un salto. Algo le parecía conocido, pero no había tenido nunca ningún tipo de contacto con alguien que notablemente pasaba de los 80 años de edad.
[gap height=»15px»]
Luego de unos 5 minutos de observar las personas corriendo, las aves comiendo del piso y unos cuantos niños correteando. En un tono muy paternal escucha al señor decir “pasa feliz resto del día, éxitos totales”. Lo miró a los ojos por 2 segundos, sonrió nueva vez, se puso de pie, caminó hacia el parqueo y allí un chofer le abre la puerta de su vehículo y se marcha.
[gap height=»30px»]

El libro: Proyecto de Vida

[gap height=»15px»]
Ciertamente era muy tarde cuando se había dado cuenta de un libro que el anciano había dejado en la banca al marcharse. El mismo era de apariencia antigua, su exterior en cuero marrón con letras de color dorado que decían una palabra: “Proiectus”.
[gap height=»15px»]
Luego de Ciro buscarla en Google vio que esta palabra proviene del latín y significaba: Proyecto.
La primera hoja fue como empezar a ver una película de misterio y ficción al mismo tiempo, la misma decía:
[gap height=»15px»]
«Querido Ciro, sé exactamente cómo te sientes en este momento. Por lo tanto te pido que leas con detenimiento y atesores en tu corazón lo que te voy a decir en estas siguientes hojas».

[gap height=»30px»]

CAPITULO 1: El control

[divider width=»full»]

Algunos pasamos la vida planificando cuál carrera estudiar, en cuál universidad, para qué empresa aplicar y en cuales posiciones escalar, esto no tiene nada de malo.
[gap height=»15px»]
Existen otros que no quieren ser empleados, la simple idea de pensar en trabajar para otros va en contra de su naturaleza y por ello creen que la educación es importante, pero no colocan todas sus esperanzas en el sistema educativo ya que saben que muchas veces no es un comercio justo.
[gap height=»15px»]
En Estados Unidos que muchas veces no lo logran pagar. Es más, según un estudio reciente por profesores de economía en MIT, Dartmouth y Harvard El 46% de los americanos fallecen sin activos financieros o con menos de 10 mil dólares.
[gap height=»15px»]
Acepta desde ahora que no tienes el control absoluto de tu vida y empieza a planificar,
[gap height=»15px»]
«No te jactes del día de mañana, porque no sabes qué traerá el día.» Proverbios 21
[gap height=»30px»]
proyecto de vida
[gap height=»30px»]

La vida que sueñas tener

Ya sea desde muy pequeños o adolescentes cada uno de nosotros hemos soñado con ser quizás un gran artista un excelente deportista un cantante famoso quizá astronauta o doctor pero a medida que pasaba el tiempo nos fuimos dando cuenta que algunos de estos sueños no eran para nosotros.
[gap height=»15px»]
Dentro de todo ese grupo de personas hay niños, niñas, jóvenes o adultos que renuncian a sus sueños porque quizás alguien o algo los convenció de que no eran capaces y de que no contaban con las herramientas necesarias para alcanzarlos.
[gap height=»15px»]
No obstante, hay una realidad que no podemos negar y es que más del 70% de las personas ni siquiera lo intentan y no van detrás de sus metas, no colocaron ni el más mínimo esfuerzo ya que les atemoriza más los comentarios de sus seres queridos y conocidos que el mismo fracaso.
[gap height=»15px»]
Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Salmos 56:3
[gap height=»30px»]

Empezando a trabajar en tus metas

Todos tenemos buenas cualidades y nos creemos capaces de muchas cosas. Pero de creer al hacer hay un gran puente. Muchos dedicamos años en personas, relaciones, trabajos y actividades que no nos interesan, no nos traen felicidad y no se alinean con nuestro futuro deseado.

Un porcentaje muy minimo se ha sentado durante días o semanas a conocerse y elaborar un proyecto de vida. Esto no significa que no hayas pensado ser ingeniero, luego comprar un terreno, construir tu casa y hacerla al gusto tuyo y de tu pareja. Esto es un aspecto pero no un proyecto de vida.

[gap height=»15px»]

Defensa y ofensa

Uno de los grandes conflictos de vivir reaccionando es que estamos a la defensiva y ningún juego se gana solo defendiéndose, debe existir un plan de ataque y ofensa. Los que viven a la merced de su entorno, sin planificación y sin propósito, a la larga se deprimen con su estado actual y hasta consideran tener una existencia sin importancia y sin significado. No sabiendo que son creación de Dios.
[gap height=»5px»]
Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para {hacer} buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas. Efesios 2:10

[gap height=»15px»]
No es suficiente con saber cuáles son los frutos que deseas tener, sino que debes sembrar esas semillas, regar, abonar, podar y cuidar ese árbol para que llegue a dar sus frutos.
[gap height=»15px»]
Este es un principio innegable de siembra y cosecha. Todos deseamos tener una vida plena, llena de propósito, felicidad y satisfacción.
[gap height=»15px»]
Siendo así, esto es algo que no debemos tomar a la ligera y esperar que alguien enga a colocar la semilla en nuestras manos y hacer todo por nosotros. Al contrario, debemos salir a buscar esa semilla, teniendo en mente desde ya el fruto que queremos cosechar.
[gap height=»15px»]
Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:10
[gap height=»15px»]
Una vez que ya reconocimos que nuestro futuro no está 100% en nuestro control y que no tenemos dominio total, aprendemos a estar tranquilos en medio de cualquier tormenta.
[gap height=»15px»]
Ya es momento de empezar a planificar nuestro proyecto de vida. No importa en cual etapa del proceso te encuentres, ni qué edad tengas, dedicarse cada día, semana, mes y año a tu proyecto de vida te va a apartar de las malas influencias que te mantienen alejados de tus sueños.
proyecto de vida
[gap height=»30px»]

CAPITULO 2: Creación de un proyecto de vida

[divider width=»full»]

Para la creación de un proyecto es ideal tener presente los tiempos y los principios que lo forman. Ejemplo, en un proyecto de vida a corto plazo, el programa se reduce a metas que puedan se alcanzadas en un plazo no mayor a un año, los de mediano plazo abarcan de uno a cinco años y los de largo plazo tienen una envergadura de más de cinco años.
[gap height=»15px»]
Los 2 componentes que forman un proyecto de vida se dividen en: aquellos componentes que juntos forman nuestro interior y los elementos que conforman nuestro exterior.
[gap height=»15px»]
Robert Dilts quien ha sido desarrollador, autor, entrenador y consultor en el área de la Programación Neurolingüística, desde su creación en 1975 ha desarrollado un modelo de seis niveles neurológicos (cuatro interiores y dos exteriores) que ayudan a distinguir los componentes que forman un proyecto de vida:
[gap height=»15px»]
  • Espiritualidad: define cuál es la identidad que queremos que sea transcendental.
  • Identidad: quién soy, quién quiero ser, cuál es mi misión personal.
  • Creencias y valores: cuáles son las creencias, actitudes y valores que quiero desarrollar y cuáles son las que quiero cambiar.
  • Capacidades: cuáles son las aptitudes innatas, cuáles son las capacidades desarrolladas con disciplina y esfuerzo, cuáles son las habilidades que se quiere desarrollar.
  • Acciones: qué actividades quiero realizar, qué actividades quiero dejar, qué quiero en mi día a día.
  • Medioambiente: dónde quiero estar, con quiénes quiero convivir, cómo me relaciono y quiero relacionarme con mi entorno.

[gap height=»30px»]

¿Cómo se realiza un proyecto de vida?

La realización de un proyecto de vida nos lleva a conocer cuáles son nuestros valores, comportamientos, y las actitudes a lo largo de nuestras vidas. Con esto formaremos un plan estratégico para darle un sentido aterrizado a las cosas que queremos lograr.
[gap height=»15px»]
Luego de responder a las incógnitas de los seis niveles neurológicos de Robert Dilts descrito arriba, hay que hacer un esquema con las siguientes respuestas. Pensando en nosotros como si fuéramos un árbol.
[gap height=»15px»]
Para no tener resultados única y exclusivamente desde tu prisma es bueno y saludable hacer una lista de 10 personas que te estimen y te amen sinceramente.
[gap height=»15px»]
Pídeles que te respondan estas preguntas. Sería ideal que lo hagan de manera anónima. Puedes buscar soluciones en internet de cómo hacerlo. Algunos te recomendarían que te lo escriban en una hoja pero reconocerías la caligrafía de algunos.
[gap height=»15px»]
Puedes crear un correo y darles a todos la clave, te recomiendo hacer un forward a tu correo personal, para que desde que entre un correo a esa bandeja del email temporal, se envíe al tuyo y así los que te quieran cuidar de las crudas verdades no borren para siempre las duras pero honestas respuestas que te puedan dar.
[gap height=»15px»]
Es muy importante que no tomes esto tan a pecho porque puede que lo que leas ahí sea muy duro para ti, no permitas que esto cree nada negativo en ti. Ahora es momento de proceder a la sección de mi «yo interior.»
[gap height=»30px»]

Tu propia influencia en el Proyecto de Vida

  • ¿Cuáles son mis orígenes? Esta incógnita constituye tu centro. Se busca definir las fortalezas y las debilidades heredadas y desarrolladas.
  • ¿Qué me mantiene de pie? Estos son los componentes de tu centro o si fueras un árbol formarían todos en conjunto tu tronco. Aquí debes escribir a las personas que tienen mucha influencia o que han tenido un gran impacto en tu vida, debes describir de qué forma te ayudaron a crecer.
  • ¿Cuáles fueron aquellos intereses que tuviste desde muy pronta edad? Es decir desde los cinco o siete años de edad, describe aquí aquellos momentos de gran valor en tu infancia o adolescencia, también debes mencionar tus más Tus más grandes éxitos y tus abismales fracasos.
  • ¿Cuáles son mis deseos? Allá en lo más alto del árbol es donde se define quiénes somos es decir nuestra personalidad. ¿Cuáles son las cosas que queremos? Es decir el cuerpo deseado, Como deseas que sean tus relaciones sociales, En lo espiritual ¿Cómo te ves trabajando en la obra de Dios y como deseas que sea tu relación con El? En lo emocional ¿Cómo te ves resolviendo conflictos? Describe como deseas que sea tu vida emocional o amorosa. ¿Intelectualmente hablando como te ves de aquí a cinco años y luego de aquí a 10 años y cuál vocación te gustaría tener?
  • ¿En qué puedo ayudar? En esta área se debe entender cuál es fueron los factores o aquellas condiciones que facilitaron o que fuera un obstáculo para el crecimiento o desarrollo de la personalidad. De esta manera se puede conocer cuáles cosas o aspectos de nosotros mismos se pueden cambiar. ¿Cuáles son aquellas que queremos que se desarrollen más y cuáles son las que son imposible cambiar y por qué?
  • ¿Quién quiero ser y cuáles son mis metas? se toman todas las respuestas de la sesión de arriba para describir cuáles son aquellas realidades que ayudan de una manera u otra aquellos sueños que tenemos y cómo podemos superar los obstáculos que posiblemente se puedan presentar.

proyecto de vida

[gap height=»10px»]

Lo interesante de crear un proyecto de vida

Está más que claro que en la vida hay momentos en los que las cosas no lucen bien. En momentos como estos es donde tener un plan de vida parece no tener sentido.
[gap height=»15px»]
Puede que resulte extraño, pero la mayoría de veces pensamos tener todo muy claro y resuelto. Todas nuestras respuestas acerca de todos los tipo de temas, pero en realidad no tenemos ni la más mínima idea acerca de lo que vamos a hacer con nuestras propias vidas.
[gap height=»15px»]
Es por eso, que el desarrollar y ejecutar un plan de vida es interesante. Nos permite encontrar un propósito con el que en la mayoría de los casos nos podemos identificar, sin importar que todo nuestro entorno vaya cambiando a través del tiempo.
[gap height=»30px»]

CAPITULO 3: Proyecto de vida en momentos de crisis

[divider width=»full»]

Estos momentos de crisis no significan que nos veamos tener estrategias pautadas y objetivos acompañados de metas. Esto simplemente quiere decir que debemos de editar nuestro proyecto de vida o hacer una modificación del mismo.
[gap height=»15px»]
Un ejemplo claro de esto es de aquellas personas que son atletas profesionales y como en todos los deportes la edad es muy importante. Cualquier lesión puede alejar esa meta tan deseada y esos sueños que una vez tuvimos.
[gap height=»15px»]
Veamos a continuación cuál es cosas podemos hacer si llegamos a tener unos de Estas amargas experiencias que nos separan y nos alejan de nuestra meta final.
[gap height=»15px»]
  1. Vamos a ser realistas

En este primer ejercicio vamos a pensar cual podría ser un margen o espacio de cambio verdadero y realista acerca de nuestro estado actual y nuestras condiciones reales de vida.
[gap height=»15px»]
Si nos enfocamos en aquellos sueños y metas que solo podemos alcanzar a través de una gran fortuna. Eso nos llevará a un solo lugar: «La Frustración» o a una pausa prolongada que nos haga olvidar que debemos seguir los pasos para realizar nuestro proyecto.

[gap height=»15px»]

  1. Aterriza en tus valores antes que tu proyecto de vida

Nada que planifiquemos en nuestras vidas va a dar fruto si va en contra de los valores que nos definen y que nos han inculcado en nuestros hogares.
[gap height=»15px»]
Es por eso que uno mismo tiene que tener bien definido cuáles son los valores que le damos protagonismo en nuestras vidas. Escríbelos en una hoja y ordenarlos según su grado de importancia.
[gap height=»15px»]
En otra hoja, escribe las metas en donde estas hagan felices a muchas personas, está científicamente comprobado que uno de los pilares para la felicidad es poder ayudar y hacer felices a los demás. Ahora fíjate si tienes dentro de esos dos listados objetivos o metas en común.
[gap height=»15px»]
  1. Identifica tus necesidades

Escoge momentos de tu vida que te llenen de felicidad, analiza cuales son las acciones que haces y que más te llenan de emoción. Ahora piensa dentro de esos dos a cuales podrías dedicarte para hacerlos parte de tu proyecto de vida.
[gap height=»15px»]
Al final solo deja en la hoja las tres que más hagan relevancia para ti y te hagan latir más fuerte el corazón. Ya que si las quieres hacer todas no vas a rendir, ni a ser efectivos.

[gap height=»15px»]

  1. Hora de poner en acción tu proyecto de vida

Una vez tengamos listos los pasos 1, 2 y 3 es momento de desarrollar una serie de acciones que conviertan tus metas en realidad y te lleven del punto A al punto B. Es decir, visualiza cuáles son las cosas que debes de hacer para concretizar esas metas ya escritas. Elabora una estrategia y métodos que te pueden colocar en donde esperas estar en 3, 5 y 10 años.

[gap height=»10px»]
Una excelente forma de hacerlo es plasmando los objetivos generales y debajo de cada uno los sub-objetivos. Algo sumamente importante son los tiempos y las fechas límites para lograr cada compromiso.
Como hacer dinero en internet
[gap height=»15px»]
  1. Las personas que te rodean

Es un error abismal hacer un plan de vida sin pensar en las personas que nos rodean y las que nos acompañarán en el futuro. Es momento de alejarte de las malas influencias y los negativos. Pasar más tiempo con los que te quieren ver triunfar. Ve y conoce a aquellos que ya llegaron y pasa tiempo con ellos. Un gran ejemplo de esto son los libros y biografías de aquellos que ya llegaron a dónde quieres ir. En sus hojas se encuentran sus pensamientos y motivaciones. Imagínate pasar un año con Bill Gates y Jeff Bezos y Warren Buffet. Esto es posible a través de sus libros
[gap height=»15px»]
  1. Ejecuta tu proyecto de vida y contrólalo

Así como cuando te subes en un caballo, no es simplemente quedarte sentado ahí. Tienes que dominarlo y controlarlo. Todo esto que hemos hecho a través del tiempo tiene que seguir haciendo sentido para nosotros.
[gap height=»15px»]
El tiempo cambia todo y a todos, solo por el simple hecho de madurar y aprender cosas nuevas nos hace cambiar de la noche a la mañana. Por eso es necesario mantenernos alerta para no seguir ciegamente el plan de vida de un joven de 15 años que quería ser futbolista y hoy tiene 25 y no es parte de ninguna selección
[gap height=»30px»]

CAPITULO 4: Conclusión

[divider width=»full»]

Para la construcción de un buen proyecto de vida, se debe tener presente diferentes variables. El entorno que nos rodea, cuál es tu expertise, la exploración de información para resolver inquietudes, con cuales cosas contamos para alcanzar esos objetivos propuestos y algo que nunca debe falta es la flexibilidad.
[gap height=»15px»]
Al tener varios intereses, ser seres cambiantes y que nuestros resultados no solo dependen de nosotros. Debemos ser flexibles ante cualquier circunstancia o cambio.
[gap height=»30px»]
Ingreso online

Las siguientes preguntas te colocaran más cerca de lo que estabas antes de leer este artículo:

1. Preguntas Nivel Uno

[gap height=»15px»]
  1. ¿En qué soy bueno?
  2. ¿En qué soy débil?

2. Preguntas Nivel Dos

[gap height=»15px»]
  1. Menciona a aquellos que más te han influenciado y de qué manera.
  2. ¿Qué me ha interesado desde muy niño o joven?
  3. ¿Qué momentos sido de gran influencia en mí para ser lo que soy ahora?
  4. Menciona éxitos y fracasos
  5. Menciona decisiones significativas

3. Preguntas Nivel Tres

[gap height=»15px»]
Escribe los cinco aspectos que te llenen de orgullo y cinco que no.
  1. En primer lugar escribe acerca de tu cuerpo
  2. También sobre las relaciones con los demás
  3. ¿Cómo es tu vida espiritual?
  4. ¿Qué deseas de tu vida emocional?
  5. ¿Cuál nivel de atención le prestas al desarrollo de tu intelectualidad?
  6. Finalmente ¿Estas feliz con tu vocación?

4. Preguntas Nivel Cuatro

[gap height=»15px»]
  1. ¿Cuáles condiciones me ayudan a alcanzar mis metas?
  2. ¿Cuáles condiciones limitan o bloquean mis metas?
    1. ¿Se puede cambiar?
    2. ¿Puedo desarrollarlas?
    3. No, no las puedo cambiar (escribe el porqué)
  3. ¿Cuál plan y estrategia voy a tomar?

5. Preguntas Nivel Cinco

[gap height=»15px»]
  1. ¿Cómo supero lo que impide alcanzarlos?
  2. ¿Cuál es el curso a tomar?

6. Preguntas Nivel Seis

[gap height=»15px»]
  1. ¿Cuál es mi propósito de vida?
  2. Escribe el plan de acción: ¿Cómo es mi realidad actual? ¿Qué me ayuda a alcanzar mis metas ¿Cuáles son las cosas que necesito? ¿Qué acciones puedo hacer para empezar?
[divider width=»full»]

El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

Proverbios 16:9
[divider width=»full»]
[gap height=»30px»]

Referencias Bibliográficas

  • Lerner, R.M. (2002). Concepts and theories of human development. Mahwah, NJ: Erlbaum.
  • Pink, D. H. (2010). Las sorprendente verdad sobre qué nos motiva (1a ed. edición). Barcelona: Centro Libros.
  • NBER WORKING PAPER SERIES